Solemnidad de la Medalla Milagrosa

El viernes 27 vivimos la solemnidad de la Medalla Milagrosa. Con misas a las 8; 12; 17 y 19:30 (con procesión desde Cristo Rey a las 18:30) los peregrinos  se acercaron hasta nuestro Santuario para venerar a la Virgen de la Medalla Milagrosa. Todas las celebraciones estuvieron colmadas de gente pero la jornada tuvo su punto a las 18:30, hora en que comenzamos la procesión desde Cristo Rey. Llevamos la imagen de la Medalla Milagrosa desde la parroquia de 8bis y 81 hasta nuestro Santuario. Más de un centenar de personas nos acompañaron rezando el rosario y recordando en cada misterio las diferentes apariciones de nuestra advocación y las gracias que reciben los que portan la medalla con devoción y fe.

Al llegar con la procesión al Santuario, fue recibida la Virgen con aplausos y una explosión de júbilo y se dio por comenzada la misa. Al finalizar se realizó la tradicional imposición de medallas y cerramos la noche con un brindis comunitario.

Galería de Imágenes

 


Volver al Menú principal

María como Maestra de oración

Maria como maestra de oración 018En el día de ayer vivimos el segundo día de las fiestas patronales. En este caso, después de la celebración eucarística, compartimos la Lectio-divina comunitaria. Una lectura de la palabra meditada. Un ejercicio que ya hacían los primeros cristianos con tres sencillos pasos.

1- ¿Qué dice la palabra? Lectura

2- ¿Qué me dice?

3- ¿Qué le digo?

3- Momento de la acción. ¿Qué hago con esa palabra que medité y contemplé.

IMG_20151120_084330550

Haga click para leer la lectura

En el día de ayer meditamos y contemplamos el Magnificat. La visitación de María a Isabel. Lucas 1; 39-56.

Las preguntas que ayudaron a meditar el texto fueron:

-Ante experiencias espirituales: ¿Qué hago yo? ¿Hago como María? ¿Busco a alguien?

-¿Cuáles son las montañas que hay en mi camino?

-¿Cómo es mi saludo? ¿Compromiso o gesto de comunión?

-¿Le deseo al otro la paz?

-¿Soy yo, como Isabel, receptivo de los otros? ¿Descubro al Señor en los otros?

-¿Cómo es mi respuesta al saludo de los otros? ¿Mi encuentro con el otro produce amor, paz, gozo?

IMG_20151120_084348072-¿Estoy preparado para discernir experiencias espirituales de los otros?

-¿Como María, canto yo la acción de Dios en mi vida?

-¿Cuáles son las grandes cosas que ha hecho el Señor en mí?

-¿Reconozco al Señor como mi salvador?

-¿Descubro la misericordia de Dios en mi propia vida?

-¿Durante nuestros servicios, somos conscientes que el Señor crece en nuestro interior?

Galería de imágenes


Volver al menú principal

3º muestra de pesebres artesanales 2015 “Un pesebre en cada hogar”.

Pesebre-viviente-035-500x500

navidad-pesebre-artesanal-retro-8-piezas-ceramicasnino-vea-13665-MLA3449937596_112012-FEl pesebre es una forma de evangelización y es un llamado a defender la vida. Jesús vino a salvarnos con su debilidad y quiso nacer en un humilde pesebre en Belén, para dejarnos un ejemplo de humildad. Actualizar el pesebre es abrir la posibilidad de que nuestros corazones se dejen sanar y Él pueda nacer ahí y así el Amor será amado.

Invitamos a todas las familias de la Parroquia y sus alrededores a participar en esta muestra. Se trata de la confección de un pesebre artesanal, realizado con material y técnicas libres, según la creatividad de cada uno.

LUGAR en que se desarrollará la muestra: Salón Parroquial “Pbro. Julio Calvi” (75 No 582 e/6 y 7. La Plata. Teléfono: 452-1868

Pesebre viviente 005RECEPCIÓN de los pesebres: A partir del martes 8 de diciembre de 2015 desde las 18 hs hasta las 19:30 hs.

Se reciben pesebres hasta el domingo 13 de diciembre a las 18 hs.

 en el Salón Parroquial.

APERTURA DE LA MUESTRA: Domingo 13 de diciembre a las 18 hs.

Se podrá visitar hasta el domingo 20 de diciembre de 18 a 20 hs. todos los días.

CLAUSURA DE LA MUESTRA: Domingo 20 de diciembre a las 21 hs. con representaciones artísticas y entrega de certificados a los participantes. Las obras deben estar presentadas, según se indica en las pautas de presentación.

PAUTAS DE PRESENTACIÓN:

Pesebre viviente 0281. Los trabajos pueden realizarse en forma individual o grupal.

2. Los materiales usados en los trabajos serán aportados por los propios participantes (los cuales pueden ser reciclados y/o reciclables).

3. Hay plena libertad en el tipo de elementos a utilizar (tela, lona, papel, arpillera, alambre, cartón, yeso, arcilla, madera, etc.

4. No se admitirán la inclusión de figuras compradas o comerciales.

5. Tamaño del pesebre: Sobre base rígida de 50 cm. de largo x 50 cm. de ancho aprox. En los casos bidimensionales (planos) que estén preparados para colgarse. Todos los elementos del pesebre deberán estar fijados a la base o soporte.

6. Los pesebres deberán tener adheridos rótulos de identificación nombre y apellido del/los autores, técnicas y materiales usados.

7. Los organizadores velarán por la buena conservación de las obras no haciéndose responsables por deterioro o destrucción ocasionados por razones de fuerza mayor.

8. Los organizadores se reservan los derechos de difusión y publicación de las obras presentadas.

9. Los autores pierden todo derecho a reclamo por obras no retiradas en el período establecido.

10. La totalidad de participantes recibirá un certificado de participación.

2º muestra de pesebres artesanales 2014

  • Fernando Franco y Flia. Técnica: Mixta Materiales: Madera-lana-plástico y tergopor.

Advocaciones Marianas

Características generales

Nunca en la historia de la Iglesia ha habido tantas apariciones aprobadas y tantos reportes de apariciones como en las últimas décadas. Aproximadamente 500 reportes de apariciones desde 1980. Podemos deducir que estamos en tiempos extraordinarios en que Dios nos exhorta con urgencia e insistencia a través de su madre. Es por lo tanto sumamente importante que escuchemos y respondamos antes que sea demasiado tarde.

A continuación te presentamos las diferentes advocaciones y apariciones marianas a lo largo de la historia para que conozcas sus características particulares:

Oraciones

Oraciones

oracionOración al Señor por intercesión de San Pío de Pietrelcina

Oh Dios, que a San Pío de Pietrelcina, sacerdote capuchino, le has concedido el insigne privilegio de participar, de modo admirable, de la pasión de tu Hijo: concédeme, por su intercesión, La gracia de……. que ardientemente deseo y otórgame, sobre todo, que yo me conforme a la muerte de Jesús para alcanzar después la gloria de la resurrección. Gloria al Padre….. (3 veces)

LaoracionPadrePioOración compuesta por Padre Pío para rezarla después de la comunión

Has venido a visitarme Como Padre y como amigo Jesús, no me dejes solo. ¡Quédate Señor conmigo!   Por el mundo envuelto en sombras Soy errante peregrino Dame tu luz y tu gracia ¡Quédate Señor conmigo!   En este precioso instante Abrazado estoy contigo Que esta unión nunca me falte ¡Quédate Señor conmigo!   Acompáñame en la vida Tu presencia necesito Sin ti desfallezco y caigo ¡Quédate Señor conmigo!   Declinando está la tarde Voy corriendo como río al hondo mar de la muerte. ¡Quédate Señor conmigo!   En la pena y en el gozo Sé mi aliento mientras vivo Hasta que muera en tus brazos ¡Quédate Señor conmigo!

 

PADRE PÍO DE PIELTRECINA - Ppiopreg

Bienaventurado Padre Pío, testigo de fe y amor. Admiramos tu vida como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo fiel de Cristo. El dolor marcó tu vida y te llamamos “un crucificado sin cruz”. El amor te llevó a preocuparte por los enfermos, a atraer a los pecadores, a vivir profundamente el misterio de la Eucaristía y del perdón. Fuiste un poderoso intercesor ante Dios en tu vida, y sigues ahora en el cielo haciendo bien e intercediendo por nosotros. Queremos contar con tu ayuda. Ruega por nosotros. Lo pedimos por Jesucristo. Nuestro Señor. Amén

 

 

 

Novena al Sagrado Corazón de Jesús 

1. O Jesús mío que dijiste “en verdad os digo, pedid y recibiréis, buscad y hallareis, llamad y se os abrirá” He aquí que, confiado en tu Palabra divina, llamo, busco y te pido la gracia……

Padre Nuestro, Ave  María, Gloria

Sagrado Corazón de Jesús en ti confío

2. O Jesús mío que dijiste:”en verdad os digo: todo lo que pediréis a mi Padre en mi Nombre, El os lo concederá” He aquí que, confiado en tu Palabra divina, pido al eterno Padre en tu Nombre la gracia de….

Padre Nuestro, Ave  María, Gloria

Sagrado Corazón de Jesús en ti confío

3. O Jesús mío, que dijiste “en verdad os digo: los cielos y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán” … He aquí que, confiado en la infalibilidad de tu Palabra divina, te pido la gracia…

Padre Nuestro, Ave  María, Gloria

Sagrado Corazón de Jesús en ti confío

 

O Sagrado Corazón de Jesús infinitamente compasivo con los desgraciados, ten piedad de nosotros pobres pecadores y concédenos las gracias que te pedimos por medio del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre.

San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús ruega por nosotros

Nota La presente Novena la recitaba diariamente padre Pío por todos aquellos que solicitaban sus oraciones. Se invita pues, a los fieles a recitarla también diariamente confiando en la intercesión de San Pío de Pietrelcina.

padre pio enfermosOración al Padre Pío por los enfermos

Santo padre Pío, ya que durante tu vida terrena mostraste un gran amor por los enfermos y afligidos, escucha nuestros ruegos e intercede ante el Padre misericordioso por los que sufren. Asiste desde el cielo a todos los enfermos del mundo; sostiene a quienes han perdido toda esperanza de curación; consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores; protege a quienes no pueden atenderse o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia; alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar; vigila a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa; acompaña a quienes pasan las noches insomnes; visita a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos; alumbra a quienes pasan una “noche oscura” y desesperan; toca los miembros y músculos que han perdido movilidad; ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan; apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran; calma a quienes se estremecen por dolores y calambres; concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan; devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia; disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos; vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento; guía a los moribundos al gozo eterno; conduce a los que más lo necesitan al encuentro con Dios; y bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad. Amén.

Para leer más sobre el Padre Pío

Para rezar

Descargar todas las oraciones

 

Fuente: http://www.padrepiosanto.info/oraciones.htm

Testamento espiritual

Testamento espiritual

libro

Las siguientes son algunas de las palabras y reflexiones que nos dejó el Padre Pío en su vida aquí en la tierra.

No teman por el mañana

“Les recomiendo que tengan un firme propósito general que los ayudará a servir a Dios siempre y con todo el corazón: no teman por el mañana. Piensen en hacer el bien hoy. Y cuando llegue el mañana, será el hoy y entonces podrán pensar en él. Confíen en la Providencia. Es necesario guardar el maná solamente para un día y nada más. Acuérdense del pueblo de Israel en el desierto”.

Carta a los seminaristas capuchinos del 4 de Julio de 1917

 

La Oración

La oración es el oxígeno del espíritu

Amar a Dios es tener la certeza de poseerlo

El movimiento instintivo de nuestros corazones es un movimiento hacia Dios; y esto no es otra cosa que amar nuestro propio bien.

La alegría surge de la felicidad de poseer lo que amamos. Por lo tanto, cuando alguien se encuentra con Dios, es natural que termine amándolo.

Crecer siempre en la caridad

Crecer siempre en la caridad cristiana. Nunca te canses de avanzar en la reina de las virtudes. Ten en cuenta que nunca es demasiado. Ámala mucho. Considérala como la cosa más importante, así como lo fue para el divino Maestro, hasta el punto que la llamó “mi precepto” (Jn 15, 10).

Sí, estimemos mucho este precepto del divino Maestro y entonces desaparecerán todas las dificultades.

La más segura prueba de amor

No te desanimes ante la cruz. La más segura prueba de amor consiste en sufrir por el amado. Si Dios sufrió tanto por amor, entonces el dolor que sufrimos por él se vuelve tan adorable como el mismo amor. En medio de los problemas en los que el Señor te coloque, sé paciente y adáptate alegremente al Corazón de Dios con la conciencia de que todo es un juego permanente que proviene de tu Amado.

Cuando más afligida estés, más debes alegrarte, porque en el fuego de la tribulación el alma se vuelve oro puro, digno de brillar en el cielo.

Confiar totalmente en Dios

Consideremos el amor que Jesús nos tiene y su preocupación por nuestro bienestar; de esta manera alcanzaremos la paz. No dudemos de que invariablemente nos asiste con sus cuidados paternales…

Más te sientes atacada por tus enemigos, más debes abandonarte con total confianza en Dios. Él siempre te sostendrá con su brazo poderoso de manera tal que nunca tropieces.

Las alas que nos elevan a Dios

Humildad y pureza en el modo de comportarnos son las alas que no elevan a Dios y en cierto modo nos divinizan. Recuerda esto: el pecador que se avergüenza de haber pecado está más cerca de Dios que el hombre honrado que se avergüenza de hacer el bien.

Cómo recibir la eucaristía

Acerquémonos a recibir el pan de los ángeles, la eucaristía, con mucha fe y el corazón lleno de afecto. Esperemos el más tierno amor de nuestras almas para poder ser consolados en esta vida con el beso de su boca.

Sobre la fe

El más bello acto de fe es el que se realiza en medio de la oscuridad, en medio del sacrificio, y con un gran esfuerzo.

La Paz

La paz es la sencillez del corazón, la serenidad de la mente, la tranquilidad del alma, un vínculo de amor. La paz significa el orden, la armonía en todo nuestro ser; significa la permanente aceptación serena que proviene de una buena conciencia; es la santa alegría del corazón donde Dios reina. La paz es el camino hacia la perfección; realmente sólo en la fe se puede encontrar la perfección. El demonio, que sabe muy bien todo esto, hace todo lo posible para que perdamos la paz.

Para leer más sobre el Padre Pío

Fuente: Padre Pío. Su Testamento Espiritual. Editorial Claretiana. Bs As. 2013.

Casa Alivio del Sufrimiento

FOTO 3 Casa Sollievo della Sofferenza
monana2

Preparativos del terreno donde se levantó la Casa Alivio del sufrimiento en San Giovanni Rotondo.

Después del terremoto de 1938 que destruyó el pequeño hospital civil “San Francesco”, en San Giovanni Rotondo, los enfermos tocaban a las puertas del Convento en busca de ayuda para curarse y Padre Pío sufría con ellos.

El 9 de enero de 1940, se encontraban tres amigos de Padre Pío en su celda, donde los catequizaba sobre el espíritu de abnegación y de caridad y les dijo, entre otras cosas:

“Hijos míos en cada enfermo está Jesús que sufre, en cada pobre está Jesús  que languidece. En cada enfermo pobre está dos veces Jesús”.

Después, sacó una monedita de oro de su túnica y dijo: “Quiero dar el primer donativo para la obra”.

En ese momento se formó el Comité para la fundación del Hospital según las intenciones de Padre Pío. La obra se llamará “Casa alivio de los sufrimientos”.

Se trataba obviamente de un comité de personas seleccionadas por el mismo Padre Pío, ya que tenían una disposición al voluntariado y una dedicación completa hacia esta obra. Aunque los tiempos se alargaron a causa de la iniciación de la segunda guerra mundial, la estructura pudo comenzarse sólo al final del conflicto armado.

montana

Bases y estructura del edificio Casa Alivio del sufrimiento

Sobre la montaña árida frente al Convento, se fijó la mirada de Padre Pío para realizar el alivio de los sufrimientos. El Señor inspiró al Padre, que precisamente en esa montaña árida y llena de piedras quería que surgiera la Obra. Aliviar los sufrimientos de los hermanos en el alma y en el cuerpo era su deseo cotidiano.

Decía:

“Recen para que se cumpla el designio de Dios, así como lo quiere. Dios es providencia, Dios provee. Dios me encomendó una misión terrena: la fundación de un hospital para los pobres enfermos del alma y del cuerpo”.

La idea de Padre Pío de construir un gran hospital en uno de los puntos más pobres de Italia, estaba penetrando en la conciencia de muchos. Se trataba también de gente humilde que mandaba lo que podía, conciente de contribuir a una obra de renacimiento espiritual y civil. “Una obra de caridad se sostiene con caridad”, decía Padre Pío.

Se difundió la noticia y muchísimas personas comenzaron a ayudarlo con dinero y con oraciones.

Alguien dijo que los hombres no son generosos y Padre Pío contestó: “¿Tu te fías de los hombres?”. No te preocupes. El dinero llegará espontáneamente y en abundancia. Surgirá un hospital, será grande y bello, pues ahí estará Jesús en medio de los enfermos”. “Debe ser un hospital modelo, dónde la caridad, el amor, la hermandad estarán presentes”.

Podemos decir, sin lugar a dudas, que se trata de una obra para la cual  Padre Pío puso un gran entusiasmo. Demostró una gran voluntad de realizarla aun en contra de todas las dificultadas que se presentaran, fueran de carácter técnico o de carácter humano.

Para la concreción de la obra el Padre Pío comenzó a recibir donativos de todas partes del mundo. De Estados Unidos y también italo-americanos

Decía el Padre Pío:

“Es la oración, esta fuerza unida de todas las almas buenas, la que mueve el mundo, que renueva las conciencias, que sostiene la Casa Sollievo, que conforta a los que sufren, que cura a los enfermos, que santifica el trabajo, que eleva la asistencia sanitaria, que da fuerza moral y la resignación cristiana al sufrimiento humano, que hace brotar la sonrisa y la bendición de Dios sobre la languidez y la debilidad”. 

“Debemos completar la Obra para que se vuelva un Templo de oración y de ciencia, donde el genero humano se encuentre en Jesús Crucificado”. 

“Agradezcamos a la Providencia y a la bondad de Dios.”

inaguracionCuando el 5 de mayo de 1956 Padre Pío pronunció su discurso de inauguración dijo:

“Esta es la Criatura de la Providencia. Se las presento, admírenla y bendecid junto a mí al Señor Dios”. “Pero para que esta criatura  crezca se solicita la generosidad DE TODOS. No nos priven de su ayuda, colaboren con este apostolado de alivio del sufrimiento humano y la caridad divina, que no conoce límites y que es luz de Dios y dá la vida eterna, acumulará para cada uno de ustedes un tesoro de gracias”. “Y a los médicos les recuerdo que si no llevan amor hasta la cama de los enfermos, poco podrán hacer las medicinas”.

Los sucesores de Padre Pío han tratado de seguir los ideales que él mismo se había impuesto para que el hospital y las obras anexas tuvieran la asistencia y el cuidado que él habría querido para ellas. También el personal está comprometido en este sentido y todos sus esfuerzos van dirigidos además de la adecuación de las estructuras, también a la actualización de los profesionales y a la formación cristiana de los que ahí trabajan.

Podemos afirmar que la Casa es el verdadero gran milagro de Padre Pío ya que nació de la nada.

La Casa  hoy en día está como la quería el Padre. Bien organizada, eficiente, completa y sobre todo a disposición de los más necesitados para la curación de los cuerpos y de las almas conjuntamente. También el personal ha sido preparado en el interior del hospital a través de las escuelas de formación profesional y ahora también los médicos especializados, gracias a acuerdos con universidades, han podido asistir a cursos de post grado y especialización.

Por voluntad del Padre, la obra desarrolló no sólo una actividad asistencial y de curación de los enfermos, sino que también ha profundizado en la investigación medico-científica.

Muchos se han preguntado cómo es posible que Padre Pío haya podido predecir y realizar, sin tener medios, una obra tan importante, si no fuera por la intercesión de carácter sobrenatural.

La Casa Alivio del Sufrimiento, de hecho es una demostración de que la Providencia se sirve de hombres que han sido predestinados por Dios para la realización de sus deseos.

Sitios para visitar (hacer click sobre la foto)

Casa Alivio del sufrimiento

Casa Alivio del sufrimiento

Visita del Papa Benedicto XVI a San Giovanni Rotondo en 2009

Para leer más sobre el Padre Pío


 

 

 

Fuente: http://www.padrepiosanto.info/Casa.htm

Su muerte y exhumación

ultima misaEl domingo día 22 de septiembre de 1968 se celebraba el 50 aniversario de la aparición de los estigmas de Padre Pío. Cincuenta ramos de rosas rojas decoraban el altar, traídos por los delegados de setecientos Grupos de Oración llegados de todas partes, en recuerdo de esos 50 años de ininterrumpido sangrar, de crucificado sin cruz, de participación en la Pasión de Cristo.

–”Padre, celebre usted una misa solemne y cantada” –le pidió el padre guardián.

Como era de esperar, obediente, sin fuerzas, no se sabe cómo, pero lo hizo, ayudado por 3 de sus hermanos, celebró su última misa. Cada paso que daba era un ataque de asma. Algunos testigos cuentan que le vieron muy enfermo. Trató de cantar, pero no pudo. Al terminar, estuvo por desplomarse si el padre Guglielmo no lo hubiera sujetado y ayudado a sentarse en la silla de ruedas. Al alejarse, dirigió una impresionante mirada a los fieles, y tendiéndoles los brazos como si quisiera abrazarlos, se despidió con un susurro:

–”Hijos míos, queridos hijos míos”.

Cual no sería la sorpresa de algunos fieles que se dieron cuenta, mientras celebraba la Misa, que habían desaparecido las llagas de sus manos, que habían permanecido abiertas, frescas, sangrantes durante medio siglo.

Última misa del Padre Pio

Aquel día 22 de septiembre, después de una breve aparición saludando con el pañuelo y bendiciendo con la mano, se retiró a su celda. Sonreía, pero su rostro se veía muy cansado. Dirigiéndose a sus hermanos capuchinos, que lo venían cargando, les dijo: “dentro de poco ya no tendrán que molestarse para acompañarme a decir Misa”; fue una dramática profecía.

Esa misma noche, a las 21 horas, comenzaba el final de la vida de Padre Pío.

A las 22 horas Padre Pío le pregunta la hora a Padre Pellegrino- que lo cuidaba-. Recitaba una Ave Maria y le pedía que se quedara junto a él. A las 23 horas Padre Pellegrino se despide de Padre Pío, pero preocupado, se queda despierto en su celda contigua. Padre Pío sigue con su rosario en la mano recitándolo débilmente.

A las 0.20 horas del día 23 de septiembre, le pide a Padre Pellegrino que lo confiese y le pide renovar su profesión religiosa y consagración de sí mismo y de su vida y después, con voz lenta  y cansada le dice “Si el Señor me llama hoy, pídeles perdón –en mi nombre- a mis hermanos del convento y a todos mis hijos espirituales por las molestias que les di y pídeles una oración por mi alma”.

Padre Pío estaba incomodo en su cama, casi no podía respirar. Lo sentaron en su silla de ruedas y lo llevaron a la terraza. Llegó su medico y le puso una inyección. No reaccionó. Sus labios se movían lentamente repitiendo la jaculatoria “Jesús, María…”.

A las 2.09 le pusieron los santos óleos. A las 2.27 cayó de sus manos el rosario. Seguía repitiendo su jaculatoria con gran dificultad.

A las 2.30 de aquel día, 23 de septiembre de 1968, dulcemente, con el rostro sereno, lleno de paz y un rosario entre las manos, el Padre Pío de Pietrelcina entregó su alma a quien ya se la había ofrecido junto con su vida entera.

¡Así muere un Santo!

Enseguida la noticia se difundió por todo el mundo. De día y de noche permanecieron abiertas las puertas de la iglesia para acoger a las más de cien mil personas que acudieron a San Giovanni Rotondo para verlo por última vez. Los funerales fueron grandiosos e impresionantes.

Exhumación de los restos del Padre Pío a los 40 años de su fallecimiento

padre pioEl restos de San Pío de Pietralcina, más conocido como Padre Pío, y uno de los santos más venerados de Italia, fueron exhumados 40 años después de su muerte en el santuario de Santa María de la Gracia, en la sureña de San Giovanni Rotondo, donde pasó gran parte de su vida.

 

hqdefaultSu cuerpo se conserva en estado incorrupto.

La congregación de los capuchinos explicó que la decisión de exhumar los restos de Padre Pío (1887-1968) fue decidida para garantizar una mejor conservación del cuerpo “de manera que las próximas generaciones puedan venerar y custodiar sus reliquias”.

El arzobispo de San Giovanni Rotondo y delegado de la Santa Sede para el santuario y las obras del Padre Pío, Domenico D’Ambrosio, confirmó el buen estado de los restos:

“Se veía claramente la barba, la parte superior del cráneo, las rodillas, el mentón perfecto y el resto del cuerpo bien conservado”, señaló monseñor D’Ambrosio, quien destacó que las manos y las uñas estaban “con permiso del Padre Pío, como si se hubiera hecho la manicura”.

D’Ambrosio, también precisó que no había “señal algunas de los estigmas” que se le aparecieron por vez primera al Padre Pío a finales de 1911 en las manos y pies y se mantuvieron a lo largo de toda su vida.

Su cuerpo incorrupto

Para leer más sobre el Padre Pío

 

Fuente: http://www.padrepiosanto.info/ultima_misa.htm

Luchas contra el demonio

padre pio estampaEl demonio existe y su papel activo no pertenece al pasado ni puede ser recluido en los espacios de la fantasía popular. El diablo, en efecto, continúa  induciendo hoy día al hombre justo al pecado.

Por tal razón la actitud del discípulo de Cristo frente a Satanás tiene que ser de vigilancia y de lucha y no de indiferencia. La mentalidad de nuestro tiempo desaforadamente, ha relegado la figura del diablo en la mitología y en el folclore. El Baudelaire afirmó, justamente que la obra maestra de Satanás, en la era moderna, es de hacernos creer que no existe. Por consiguiente no es fácil imaginar que el Diablo haya dado prueba de su existencia, cuando ha sido obligado a afrontar al Padre Pío en: “ásperos combates”. Tales batallas, tal como es reconocido en la correspondencia epistolar del venerable fraile en sus directorios espirituales, fueron reales combates, siendo  la última con sangre.

Uno de los primeros contactos que el Padre Pío ha tenido con el príncipe del mal, remonta al año de 1906 cuando Padre Pío volvió en el convento de Sant  ‘Elia a Pianisi. Una noche de verano no logró dormirse por el bochorno sofocante. De la habitación vecina le llegó el ruido de los pasos de un hombre. “El Pobre fraile Anastasio no puede dormir como yo”, pensó el Padre Pío. “Quiero llamarlo, al menos para hablar un poco”. Fue a la ventana y llamó el compañero, pero la voz se le quedó en la garganta: al observar que sobre el alféizar de la ventana vecina se asomó un monstruoso perro. Así el mismo Padre Pío contó: “Por la puerta con terror; vi entrar un gran perro, de cuya boca salió mucho humo. Caí sobre la cama y oí que dijo: “es él, es él” – mientras estuve en aquella posición, vi aquel animal que saltó sobre el alféizar de la ventana, y luego de esto se lanzó sobre el techo del frente, y desapareció”.

Las tentaciones de Satanás que quisieron hacer caer al padre Pío, se manifestaron de cada modo. El Padre Agostino nos confirmó que Satanás apareció bajo las formas más variadas: “bajo forma de jovencitas desnudas que bailaron; en forma de crucifijo; bajo forma de un joven amigo de los frailes; bajo forma del Padre Espiritual, o del Padre Provincial; de aquel del Papa Pío X y del Ángel de la guarda; de San Francesco; de María Santísima, pero también en sus semblantes horribles, con un ejército de espíritus infernales. A veces no hubo ninguna aparición pero el pobre Padre fue golpeado hasta salirle sangre, atormentado con ruidos ensordecedores, lleno de escupitajos etc.  Él logró librarse de estas agresiones invocando el nombre de Jesús.

Las luchas entre el Padre Pío y Satanás se agriaron cuando el  Padre Pío liberó a los poseídos. Más de una vez – el Padre Tarcisio contó de Cervinara – antes de  salir del cuerpo de un poseído, el Malvado ha gritado: “Padre Pío nos das más molestias tú que San Michele”. Y también: “Padre Pío, no nos arranques las almas y “no  te molestaremos.”

Pero veamos cómo el mismo Padre Pío describe en las cartas mandadas a sus directorios espirituales, los asaltos de Satanás.

Carta al padre Agostino, del 18 de enero de 1912:

“… Barba Azul no quiere ser derrotado. Él ha venido a mí casi asumiendo todas las formas. Desde  varios días acá, me viene a visitar, junto con otros de sus espíritus infernales armados de bastones y piedras. Lo que es peor; es que ellos, vienen con sus semblantes. Tal vez cuántas veces, me ha sacado de la cama y me ha arrastrado por la habitación. ¡Pero paciencia! Jesús, la Mamá, el angelito, San José y el padre San Francisco siempre están conmigo”.

(Padre Pío da Pietrelcina: Epistolario I° (1910-1922) a cura di Melchiorre da Pobladura e Alessandro da Ripabottoni – Edizioni “Padre Pio da Pietrelcina” Convento S.Maria delle Grazie San Giovanni Rotondo – FG)

La carta al Padre Agostino del 18 de noviembre de 1912:

“El enemigo no quiere dejarme solo, me pega continuamente. Él intenta envenenar mi vida con sus trampas infernales. Él se molesta  mucho porque yo le cuento estas cosas. Él me hace pensar en no decirle, los hechos que pasan con él. Él me dice que lo narre a las visitas buenas que yo recibo; de hecho él dice que le gustan sólo estas historias. El pastor ha estado informado de la batalla que yo tengo con estos demonios, y con  referencia a sus cartas; él  me sugirió que yo vaya a su oficina a abrir las cartas. Pero en cuanto yo abrí la carta, junto con el pastor, encontramos que la carta estaba sucia de tinta. ¿Era la venganza del  diablo? Yo no puedo creer que usted me ha enviado la carta sucia; porque usted sabe que yo no puedo ver bien. Al principio nosotros no pudimos leer la carta, pero después de poner el Crucifijo en la carta, nosotros tuvimos éxito leyéndola, aún cuando nosotros no  éramos capaces de leer en letras pequeñas… “.

(Padre Pio da Pietrelcina: Epistolario I° (1910-1922) a cura di Melchiorre da Pobladura e Alessandro da Ripabottoni – Edizioni “Padre Pio da Pietrelcina” Convento S.Maria delle Grazie San Giovanni Rotondo – FG)

 

Satanás fue más allá de todos los límites de provocación con el Padre Pío; hasta le dice que él era un penitente. Éste es el testimonio del Padre Pío:

“Un día, mientras yo estaba oyendo las confesiones, un hombre vino al confesionario dónde yo estaba. Él era alto, guapo, me visitó con algo de refinamiento y era amable y cortés. Comenzó a confesar sus pecados; los cuales, eran de cada tipo: contra Dios, contra el hombre y contra las morales. ¡Todos los pecados eran molestos! Yo estaba desorientado, por todos los pecados que él me dijo. Yo le traje la Palabra de Dios, el ejemplo de la Iglesia, las morales de los Santos, pero el penitente enigmático se opuso a mi palabras justificando, con habilidad extrema y cortesía, todo  tipo de pecado. Él vació todas las acciones pecadoras y él intentó hacer normal, natural, y humanamente comprensible todas sus acciones pecadoras. Y esto no solamente para los pecados que eran repugnantes contra Dios, Nuestra Señora, y los Santos. Las respuestas que él me dio con la delgadez experimentada y malicia me sorprendieron. Yo me pregunté: ¿quién es él? ¿De qué mundo viene él? Y yo intenté mirarlo bien, leer algo en su cara. Al mismo tiempo concentré mis oídos a cada palabra, para darle el juicio correcto que merecían. Pero de repente, a través de una luz vívida, radiante e interior yo reconocí claramente quién era él. Con autoridad divina yo le dije: diga: “Viva Jesús por siempre”; “Viva María eternamente”. En cuanto yo pronuncié estos nombres dulces y poderosos, Satanás desapareció al instante en un goteo de fuego, mientras dejaba un hedor insoportable”.

 

Don Pierino es sacerdote y uno de los hijos espirituales del padre Pío que estaban al mismo tiempo presentes. Fr. Pierino cuenta la historia:

 “Un día, el Padre Pío estaba en el confesionario, detrás de las cortinas. Las cortinas del confesionario no estaban cerradas totalmente y yo tuve la oportunidad de mirar al Padre Pío. Los hombres, mientras miraban los registros, se apartaron, todos en una sola fila. Del lugar donde yo estaba, yo leía el Breviario, intentando siempre mirar al Padre. Por la puerta de la iglesia pequeña, entró un hombre. Él era guapo, con los ojos pequeños y negros, pelo canoso, con una chaqueta oscura y los pantalones bien arreglados. Yo no quise distraerme, y seguí recitando el breviario, pero una voz interior me dijo: “¡Detente y mira!”. Yo miraba al Padre Pío. Ese hombre,  simplemente se detuvo delante del confesionario, después de que el penitente anterior se marchó. Él desapareció rápidamente entre las cortinas, mientras estaba de pie, delante del Padre Pío. Entonces yo no vi más al hombre cabello oscuro. Algunos minutos después, el hombre se hundió en el suelo con sus piernas ensanchadas. En la silla en el confesionario, de pronto ya no vi al Padre Pío, y en su lugar vi a Jesús, pero, Jesús era rubio, joven y guapo y miró fijamente al hombre, quien tuvo por tumba al suelo. Entonces de nuevo logré ver al Padre Pío que surgió  otra vez. Él volvió para tomar su asiento en su mismo lugar y su apariencia emergió de la de Jesús. Ahora podía ver claramente al Padre Pío. Yo oí su voz inmediatamente: “¡Dense prisa!” ¡Nadie notó este acontecimiento! Todos continuamos de nuevo en lo que estábamos”.

Para leer más sobre el Padre Pío

Fuente: http://www.padrepio.catholicwebservices.com/ESPANOL/El_Diablo.htm
1 2 3 4